viernes, 20 de septiembre de 2013

El Carpio celebra a lo grande su Feria Real

El ambiente no parará hasta el domingo por la noche, con el lanzamiento de fuegos artificiales y la suelta de las vaquillas
















La Luna llena se otea en el horizonte detrás de un árbol con hojas a punto de secarse. Esta escena natural se observa en El Carpio y es sinónimo de que el verano está a punto de acabarse y en pocas horas llegará el otoño. En medio de esa tranquilidad pasmosa el sonido de una caseta rompe el hielo y el ambiente que dibuja no tiene nada que ver con la crisis actual. La gente se lo está pasando bien, disfruta y conversa entre copa y copa. Hemos llegado a la caseta Cañambú, donde había muchas caras conocidas de esta localidad y de los alrededores. Este municipio del Alto Guadalquivir, donde el jueves se inició su Feria Real, se dispone a vivir mañana sábado su penúltimo día y el domingo será la explosión de júbilo de los vecinos, que han compartido experiencias, reencuentros y muchos emotivos momentos. Mientras tanto, los más jóvenes gozan entre los coches de choque, la barca loca y los caballitos. Este recinto ferial, bien acomodado y recogido, comenzaba a llenarse conforme iba avanzando la noche y no paro hasta altas horas de la madrugada. Las casetas del Santo Sepulcro, la de la Morenita, la Municipal y la del Prendimiento han vuelto a estar a la altura de las circunstancias y se han acomodado a los tiempos. Así es la feria de El Carpio, un mundo de contrastes en un espacio en el que confluyen familias, amigos y turistas que se quedan perplejos de la riqueza gastronómica, cultural y acogedora que este esta localidad del Alto Guadalquivir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escriba lo que piensa. Envíe su comentario sobre esta noticia.